Seleccionar página

    Transformá tu Miedo en Inspiración

    por | Mar 12, 2021

    ¿Qué pasaría si aprovecharas todos esos miedos que te paralizan, para permitirte hacer una pausa e ir hacia adentro?.

    Quiero introducir como posibilidad un cambio de perspectiva sobre los miedos, convirtiéndolos en tu inspiración para avanzar, en lugar de evitarlos o querer controlarlos como si fueran un mal mayor.

    La intención acá, es que con tiempo y espacio, puedas revisar toda la información que esos miedos te están queriendo decir y alertar. Una vez que entres en ese lugar y con un nuevo conocimiento,  podrás salir hacia afuera con más confianza, impulsado al movimiento externo con acciones concretas. 

    Siempre digo que no podemos gestionar lo que no conocemos, por eso si hay cierto temor, es porque hay una información que necesitás entender y aprender a manejar sobre vos mismo.

    El miedo no está afuera, sino que está energéticamente dentro nuestro, en forma de emoción. Y como toda emoción, tiene un efecto en nosotros. Si seguimos creyendo que el miedo está afuera, en algo externo, trataremos de controlar lo que no está a nuestro alcance. Todo cambia cuando nos damos cuenta de que las circunstancias de afuera, solo nos están activando en nosotros mismos una alerta sobre una potencial amenaza, que aunque puede ser real, también muchas veces es imaginaria. 

    ¿Qué efecto tiene el miedo en vos?.

    Por lo general, el miedo genera parálisis y un sobre análisis de las potenciales y “catastróficas” consecuencias que puede haber en un futuro si haces o dejas de hacer algo. Y de allí, la proyección de ese futuro se vuelve insegura, incierta y por lo tanto la experimentamos en nuestro presente como ansiedad. Como efecto de un estado de ánimo ansioso, surge la necesidad de controlar y de quedarnos en lo conocido o aparentemente seguro.

    La ilusión de control para evitar caer en lo impredecible nos contrae. Nos vuelve lentos, calculadores y por sobre todo, perfeccionistas. Nunca es suficiente, siempre falta algo para estar listos y así seguimos postergandonos en la acción y el movimiento. 

     El miedo y el control van de la mano, porque es un mecanismo de defensa que pretende condicionar los resultados, pero aunque no te des cuenta, en esa sobreprotección lo único que estás limitando es tu propio poder de creación y expansión.

    ¿Cuán reconocido tenés lo que tus miedos te quieren decir?.

    Los seres humanos necesitamos del conflicto y el contraste para identificar qué deseamos realmente  y cuál es nuestro verdadero potencial de crecimiento. Y los miedos, justamente son un indicador de que estás ante tu potencial “encubierto” y digo encubierto, porque la emoción “defiende” a que ese potencial sea expuesto y vulnerado en el afuera.

    Estas son algunas de las preguntas más comunes que tu mente te puede estar anticipando ¿Qué dirán de mí?, ¿Me criticarán?, ¿Se decepcionarán de quien soy y lo que hago? ¿Y si no cumplo con las expectativas? ¿Seré suficiente? ¿Podré solo? ¿Quienes me rechazarán? ¿Y si me “roban” las ideas? ¿Y si pierdo lo que he logrado hasta ahora?.

    << Un periodo de introspección previo a la acción, podrá hacer la gran diferencia en tus resultados>>

    Te invito a que profundices en la valiosa información que tus miedos están “cuidando” en vos mismo. Cuando tengas más claridad, podrás desarrollar herramientas que te permitan entrenar tu confianza, para sentirte protegido y seguro, pero sin el limitante condicionamiento de la inacción, que solo te genera impotencia y frustración. Después de todo lo único que te estás impidiendo a vos mismo, es tu propia libertad de expresión. 

    Prestá atención a estas 5 pautas para ayudarte en tu proceso.

    Desde mi experiencia personal, de observarme en mis procesos de pausa y transición de mis propios miedos; siento que puedo brindarte una herramienta práctica de reflexión para acompañarte en el proceso de transformar el miedo en inspiración.

    Las ordené en 5 etapas que requieren de atención y compromiso propio, que espero te sean de utilidad. Te sugiero también que tengas un cuaderno para registrar lo que observes de vos mismo.

    1 – Reconocé tus miedos.

    Es muy común negar el miedo y convertirlo en “excusas”: “No puedo lograrlo”….. “No estoy preparado”…… “No se como” … .”No tengo tiempo” … ”Me faltan recursos y formación”….
    En este punto te invito a preguntarte ¿Cuál es la verdadera raíz de mis excusas?.
    Cuando despejamos las excusas, aparece la causa raíz de la negación, y así podrás encarar las cosas como verdaderamente son; hacer un proceso de aceptación, para desde ahí poder elegir transformar el miedo efectivamente.

     2- Abrazá tus miedos.

    No los evites, sino que te invito a comprenderlos y agradecerles. Simplemente te están dando información sobre qué es lo más preciado e importante para vos. Tus miedos “encubren” tu esencia, tienen la función de proteger tu potencial y verdad. Pero si te quedas prisionero, vas a confundirte y convertirte en tus miedos en lugar de permitirte la dicha de expresar y compartir quien sos.

    3- Permitite enfocar.

    Cuando identificas y abrazas tus miedos, tendrás más claridad sobre qué próximo paso te va a llevar a un avance concreto. Muchas veces nos distraemos inconscientemente. Llenarte de información, lecturas, cursos, terapias, es super potente para encontrar el sentido y comprender, pero ojo que no se convierta en tu propia justificación. Y allí es cuando evitando enfocar, vas a procrastinar y postergar la acción para un “mejor momento”.

    4- Aprendé del miedo.

    El miedo es una fuente de información. Utiliza esa información para ponerla en práctica y que así se convierta en tu verdadero conocimiento. El aprendizaje real, se experimenta de forma práctica, de allí el nexo con la acción. ¿Querés manifestar en tu realidad un cambio? Solo podrás materializarlo desde la acción enfocada y consciente. No necesitás de grandes acciones, sino de pequeños pasos que te dirijan hacia donde querés.

    5- Pedí ayuda de ser necesario.

    Muchas veces nos encerramos a nosotros mismos en un proceso de sobre análisis y si se prolonga en el tiempo puede estancarnos y hasta crearnos un pensamiento obsesivo sobre determinada situación. Si ves que tus propias herramientas no te están siendo suficientes y si la emoción se apoderó de vos, te invito a que puedas conectar con tu humildad para saber que también podemos aprender de otros, que nos hagan vernos desde otra perspectiva, iluminar nuestros puntos ciegos y cuidarnos con amor. Quien fue mi terapeuta hace algunos años atrás solía decirme “no acumules mugre para recién ahí pedir ayuda” y cuanta razón tenía. No conviertas a tus miedos en un gigantesco fantasma subjetivo. Generalmente las cosas son más simples de lo que nuestra mente juzgadora nos conversa.

    El propósito de nuestra experiencia humana es evolucionar individualmente y en unidad.

    Para poder materializar nuestras ideas, deseos y objetivos, hay que llevar lo abstracto a lo concreto mediante la acción. Pero no un hacer por hacer, sino un hacer con consciencia y sentido. Que tus miedos no te impidan compartir tu magia y tu verdad. Si estás ante algo que te da miedo, significa que algo muy importante para vos está en juego y es por eso que vale la pena trascenderlo. Convertí tus miedos en inspiración, no solo para impulsar tu propio motor a la acción, sino también para inspirar a otros con tu ejemplo de que sí se puede. 

    << Permitite tu propia experiencia, para que tu Ser y Hacer tenga fuerza y verdad >>

    9 Comentarios

    1. Luz

      Realmente cada vez que te leo me da un click
      Muchas Gracias! Todo lo escrito me resuena muchísimo.
      Realmente no se puede tener controlado todo. Es algo que tengo que seguir trabajando.
      Y confiar más en lo que soy capaz de ser o hacer.
      Me causa un miedo terrible quedarme sin laburo. Eso me da inseguridad, el depender de un otro o no tener la certeza de lo que puede llegar a pasar me desordena toda.
      Gracias amo leerte!

      Responder
      • Lucia Correa

        Gracias por leerme Luz!, detrás de ese miedo de “quedarte sin laburo” hay algo mas de fondo. Te invito a preguntarte que representa el “laburo” para vos, y de que manera podrías poner Luz a tus proyectos para que seas vos misma tu retribución.

        Responder
    2. Charlie

      Muy bueno Lucía. Interesante la visión de que los miedos están ahí para decirme algo. No los evito, no los escondo, no los enfrentó ni siquiera…si no más bien los escucho…los escucho y aprendo de ellos. Están ahí para decirme algo…

      Responder
      • Lucia Correa

        Gracias por tu comentario Charlie. Que bueno que te haga reflexionar y prestar atención a que te quieren decir tus miedos.

        Responder
    3. Ana Carolina

      Gracias Lu! Excelente!!!!!!

      Responder
    4. Rocio Bogarin

      Excelente Lu, muchas gracias por tanto y por brindarnos la posibilidad de recrearnos con tus palabras.

      Responder
      • Lucia Correa

        Gracias Ro! Que lindo eso que se genero en vos a través de mis palabras. La posibilidad de recrearnos :). Yo también me estoy recreando al escribir.

        Responder
    5. Ilianova Jiménez

      Leerte siempre es un gusto, gracias por estos textos que inspiran y crean reflexión, lo más lindo es la posibilidad que muestras en medio de lo que “suele ser difícil” ver el otro lado de las cosas, me genera ganas de sacar mi cuaderno y empezar un gran diario para analizarme en mis “miedos” y crecer en posibilidades. Gracias Lu

      Responder

    Enviar un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *